Now Reading
Así es como puedes cuidar y mantener en orden tu pelo rapado

Así es como puedes cuidar y mantener en orden tu pelo rapado

Para hacer frente a los tiempos de COVID-19, cada vez son más los hombres que han tomado la decisión de raparse. A pesar de que es posible cortar el pelo en casa y mantener una melena en buen estado, hay quienes consideran una mejor opción el pelo al ras, puesto que es bastante cómodo y práctico gracias al mínimo mantenimiento que representa. La serie de cuidados que requieren los medios y puntas quedan atrás para ahora centrar toda la atención en el cuero cabelludo, el cual es uno de los pilares fundamentales para la salud y fortaleza del cabello. Así que, si eres de los que han optado por raparse, estos consejos son para ti.

Foto: Rafael Moncada

Si bien es cierto que una de las principales desventajas del pelo al ras es una mayor exposición a factores externos tales como la radiación solar y la contaminación ambiental, la situación actual de confinamiento nos permite estar menos expuestos a dichos agentes. Sin embargo, eso no significa que los cuidados no sean necesarios, puesto que hay una serie de aspectos a tomar en cuenta para mantener un cuero cabelludo sano y en excelente estado.

Foto: Rafael Moncada

Una buena rutina de cuidado para el pelo rapado comienza con una limpieza profunda del cuero cabelludo. Para ello, se debe incorporar un producto exfoliante que cumpla con la función de remover las impurezas y células muertas, así como el sudor, suciedad y grasa acumulada, ya que la presencia de estos elementos frena la correcta oxigenación y transpiración de la zona capilar. La forma más efectiva de aplicar el exfoliante es realizando un suave masaje por toda la cabeza mediante movimientos circulares con las yemas de los dedos mientras se esparce el producto. Esto brindará una sensación de relajación al instante y activará la circulación sanguínea. Para complementar, se puede recurrir a aceites tonificantes y lociones energizantes destinados al cuidado del cuero cabelludo.

En segundo lugar, se debe reducir al máximo el tiempo en que el pelo se encuentra húmedo, ya que esto tiende a debilitarlo. El uso de la secadora puede que sea la opción más veloz, pero el aire caliente daña los folículos. Por otro lado, dejarlo secar al natural representa un menor daño, pero el tiempo de espera es mucho mayor. Es por eso que hoy en día existen en el mercado una serie de toallas que aplican las propiedades de las microfibras para reducir considerablemente el tiempo de secado. Frota suavemente la toalla por el cabello húmedo hasta secar.

See Also

Foto: Rafael Moncada

Por último, y no menos importante, disminuye la frecuencia de lavado. Como bien sabemos, lo ideal es no lavar el pelo a diario debido a que los shampoos y acondicionadores van eliminando poco a poco los aceites que el pelo genera naturalmente. Es por ello que lo recomendable es ir espaciando los lavados hasta encontrar la frecuencia perfecta dependiendo de tu tipo de pelo (y más aún si ahora has rapado tu melena) pues su longitud es mucho menor y, por ende, se ensuciará menos.

Debido a lo anterior, hay quienes consideran que este es el momento perfecto para probar el shampoo en seco. Esto se debe a que este tipo de productos no requieren agua para su aplicación. Su composición elaborada a partir de polvos y arcillas actúa para remover la suciedad y la grasa presente en el cabello, dejando una apariencia llena de textura y volumen.

View Comments (2)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2022 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V.  Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.