Now Reading
Como evitar el estrés por los propósitos de Año Nuevo

Como evitar el estrés por los propósitos de Año Nuevo

El inicio de año puede ser sumamente emocionante porque siempre está cargado de nuevos comienzos, nuevos proyectos y nuevas metas. Sin embargo, todas estas cosas nuevas traen consigo algunas preocupaciones que posteriormente se traducen en estrés, derivado de la presión y los obstáculos que puedan presentarse para llevarlas a cabo.

Así, el estrés y nuestros propósitos de Año Nuevo se encuentran ligados por varias razones, entre las cuales, destaca el nivel de exigencia que podemos imprimirle a nuestras metas; el tiempo en el que queremos llevarlas a cabo; las circunstancias que ocurren alrededor como la presión propia, social o familiar, y sí, también la frustración, ya que el hecho de no percibir avances en determinado periodo de tiempo, puede configurar un desánimo que te haga sentir mal o llegar al punto de querer abandonar tus propósitos antes de tiempo.

Por estos y más motivos que pueden obstaculizar aquello que tanto deseas cumplir, es importante tener en cuenta el panorama completo antes de tomar acción, es decir, evalúa tus metas y organiza lo que tienes que comenzar a trabajar, priorizando aquellos propósitos en los que puedas avanzar un poco más o que puedas lograr pronto. Recuerda que entre más realistas sean tus metas y más claro tengas el cómo puedes conseguirlas, el camino será más liviano y tu autoestima se verá fortalecida, lo que te dará un impulso extra.

Otro punto importante que debes de tener en cuenta, es que el mundo te está brindando otra oportunidad de iniciar de nuevo y con ello, puedes, en este año, considerar tener dentro de tus metas, invertir en tu salud mental. Hay diversas maneras de mantener tu mente y con ello, tu estado de ánimo de la mejor manera, entre las actividades que son sumamente benéficas y que complementarán de manera ideal otros propósitos, están el hacer ejercicio, dormir adecuadamente y mantener una alimentación saludable.

Adicionalmente, puedes buscar algunos programas de meditación que sirvan de ayuda. Existen diversas opciones  en varias plataformas digitales, puedes empezar con meditaciones guiadas de 5 minutos de manera diaria y aumentar poco a poco el tiempo que dedicas a esta actividad. Otro punto importante en este aspecto, es acudir a un experto; tomar terapia es clave para poder mantener una salud mental adecuada. Si acaso no has tomado ninguna, puedes considerar los puntos de nuestra guía para elegir terapeuta.

En el momento que concientices tus fortalezas y debilidades, no solo en el aspecto mental, sino considerando todas las metas que te planteaste, te será de ayuda para saber por dónde iniciar. Así, focaliza tus metas en objetivos a corto y mediano plazo; este esquema te será de ayuda en caso de sentirte estancado o frustrado, lo cual es natural cuando solemos empezar por metas que requieren mayor tiempo y dedicación.

En este proceso, es vital comprender y aceptar que habrá objetivos que no puedas conseguir tal y como lo tienes planificado o en el tiempo en que lo tenías considerado. De esta manera, tener organizado un plan B e incluso, algunas otras alternativas extra y tomando en cuenta cualquier circunstancia que pudiera retrasarte, es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Estar abiertos a cambiar los planes, brinda flexibilidad a tus metas y permite adaptarlas a las adversidades, lo cual te mantendrá en el camino a conseguirlas.

Los propósitos de Año Nuevo generalmente tienden a estar vinculados con cambios de imagen o cambio de hábitos, así como aspiraciones académicas o profesionales, entre otros factores que comparten varias cosas en común para llegar a ellos, tales como la disciplina y la constancia; dos aspectos que también se relacionan con tu salud mental, por ello la importancia de utilizar todos estos recursos de forma correcta para no perder de vista el objetivo principal, ya que, de acuerdo con diversas estadísticas, más el 90% de quienes no consiguen sus metas, se debe a que tienden a imponerse demasiada presión y experimentan frustración ante objetivos que exigen cambios demasiado drásticos y poco realistas.

Por todo esto, si ya te pusiste en marcha con tus nuevos objetivos, avanza poco a poco, pero de forma constante. No pierdas de vista que tomar terapia y la meditación son herramientas de mayor poder para evitar situaciones que te pongan en altos niveles de estrés 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2022 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V.  Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.