Now Reading
Los malos orgasmos existen y esto es lo que debes de saber

Los malos orgasmos existen y esto es lo que debes de saber

Aunque no lo creas, es posible tener un mal orgasmo y esto no necesariamente deriva de un encuentro sexual no placentero, tampoco significa que una vez que lo tengas, posteriormente, las sensaciones del orgasmo serán desagradables o que después, no puedas sentir un orgasmo placentero.

En este sentido, existen razones tanto físicas como psicológicas sobre por qué tu orgasmo puede ser malo, sin embargo, hay formas de poder prevenirlo.

Lo que la gente comúnmente describe cuando tiene un mal orgasmo, es una reacción solamente física sin placer, algunos otros describen sus orgasmos como algo doloroso, por ello, es importante revisar a la brevedad, cuál es el origen, ya que puede deberse a una infección, enfermedad o alguna disfunción sexual, puesto que sus cuerpos no están preparados para sensaciones intensas. En general, sea una u otra la sensación, es fundamental entender por qué está pasando y de esta forma, tomar medidas para evitarlo.

En la mayoría de los casos, los malos orgasmos les ocurren a las mujeres y entre las causas más comunes por las que sucede, se debe a experiencias traumáticas previas, problemas dentro de la relación, trastornos emocionales tales como: la depresión, ansiedad, entre otros; problemas de salud física en general o relacionados con los órganos sexuales.

De esta forma y si estás en alguno de los casos anteriores, es necesario que te enfoques en trabajar en estas circunstancias, de preferencia de la mano de algún profesional, pues hay grandes posibilidades de que una vez resueltos, puedas tener experiencias mucho más placenteras.

Un mal orgasmo también puede hacerse presente por cambios o problemas hormonales, incluso por la toma de ciertos medicamentos, por lo que es necesario que consultes a tu médico y le comentes esta situación para que pueda ayudarte, tal vez cambiando tu tratamiento o reduciendo la dosis.

Además de estas razones, también puede pasar por no recibir suficiente estimulación o que durante el sexo te sientas angustiado e incluso presionado para complacer las expectativas del otro, haciendo que la experiencia se vuelva desagradable, incluyendo el llegar al orgasmo.

En este caso, será necesario que platiques tu pareja, recuerda que la comunicación antes, durante y después del sexo puede ayudar mucho a que tu relación sea más placentera y a relajarte, puesto que así sabrás qué le gusta al otro y viceversa; de esta forma, pueden tener encuentros mucho más intensos y disfrutables, sin malos orgasmos. 

See Also

Otra de las razones más comunes por las que puede ocurrir, es cuando el cuerpo se encuentra excitado, pero la mente no, o al contrario, ya que al llegar al clímax, puede sentirse como si fuera resultado de una situación no sexual, como cuando hay orgasmos espontáneos al hacer ejercicio o rozar con algún objeto. En este caso, muchos factores pueden influir, principalmente porque no estabas comprometido en la relación, física o mentalmente. Lo mejor en estas circunstancias es no continuar con el encuentro, ya que puede resultar desagradable para ambos y en su caso, reanudar cuando las dos partes estén completamente seguras de querer tener relaciones.

La idea de que el orgasmo siempre se puede alcanzar con sexo placentero y deseado, además de erróneo, puede ser algo potencialmente dañino, ya que puede crear ideas equivocadas de lo que debe de ser el orgasmo, puede cortar la comunicación entre las parejas sexuales, quienes también deberían de hablar respecto a sus preocupaciones y deseos sobre cuándo y cómo se produce el orgasmo.

Si tienes o has tenido algún problema como estos, no dudes en platicar con tu pareja y con algún especialista de ser necesario, así evitarán cualquier experiencia negativa que posteriormente se encuentre relacionada con el sexo en general.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2022 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V.  Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.