Now Reading
¿Por qué todos los famosos están obsesionados con el “bigotito pintado”?

¿Por qué todos los famosos están obsesionados con el “bigotito pintado”?

[video src="https://www.instagram.com/p/B79DQfZnXMZ/?utm_source=ig_embed"][video src="https://www.instagram.com/p/B9o5lWhlNY9/"][video src="https://www.instagram.com/p/BxuX9YbAbRL/"][video src="https://www.instagram.com/p/BuZSV8XnseV/"]

La historia del bigote se remonta desde el inicio de nuestra era, durante largas épocas fue un símbolo de virilidad y poderío. Para los húsares, por ejemplo, fue el distintivo de todo un grupo de caballería. Para el país británico en algún momento llegó a ser obligatorio en los soldados. Dalí, lo vio como una expresión fiel de sí mismo; Frida Kahlo, como una acción contracultural del mundo occidental. Lo cierto es que el mostacho lo ha visto todo, ha pasado por un sinfín de momentos históricos y lo han destacado entre distintos tipos: chevrón, inglés, ruso, francés, mosquetero, lápiz, revolucionario, piramidal, etcétera.

En pleno siglo XXI nos llama la atención la tendencia de un bigote que se caracteriza entre por su aspecto lápiz (por su acentuada delgadez) y con un cierto toque “acantinflado” y ese es “el bigotito pintado”. 

Foto: Especial

Wes Anderson anunció su nueva película, The French Dispatch: un proyecto que inició desde el 2018 junto con uno de los actores más populares del momento, Timothée Chalamet. Y es que justo en la imagen del tráiler podemos ver el tipo de bigote al que nos referimos: extremadamente delgado que, inclusive, puede confundirse con vello facial. Lo que nos obsesiona de la imagen de Chalamet es la idea de pensar que es la ligereza del mostacho, lo que produce la entonación estética en el cuadro a cámara que Anderson nos presenta. 

Peach-fuzz es uno de los términos en inglés para referirse a las personas que carecen de poco vello en la cara, de hecho, su traducción literal es “pelusa de durazno” por la obvia iconicidad que existe entre ambos. En México también nos aventamos frases muy creativas para reírnos de aquellos que carecen de mostacho, como el decir que tienes bigote de policía por tener un pelo en cada esquina. 

Foto: Getty Images

La realidad es que durante décadas las personas con poco bigote (y más en una cultura mexicana en donde aún se mantiene un arraigo hacia la cultura machista) siguen siendo un tema de conversación que se presta para burlas, pero si miramos nuestro entorno cada día este “bigotito” nos demuestra que siempre encuentra la manera de reinventarse y posicionarse como un fuerte statement en el mundo actual. 

Si nos remontamos algunos años atrás, encontramos excelentes referencias de quienes rockearon esta pinta de poco vello por arriba de la comisura de sus labios, entre ellos está el vocalista británico de la banda de rock, Duran Duran, Simon Le Bon, el integrante del famoso grupo The Beattles, John Lennon, o también el cantante de Purple Rain, Prince Rogers Nelson, mejor conocido como Prince.

 

Justin Bieber 

En esta época se cree que todos están obsesionados con este tipo de bigote porque no sólo es cómodo, marca una tendencia de inclusividad para aquellos que carecen de poco pelo, y como Wes Anderson nos lo presentó, se está convirtiendo en un símbolo auténtico y de gran esteticidad. 

El fotógrafo, modelo e hijo del ex-futbolista británico, David Beckham, Brooklyn, saca a relucir este tipo de bigote en sus publicaciones de Instagram en un tono desvergonzado casual chic. Justin Bieber, ha presumido también este tipo de mostacho con frases en sus publicaciones como “My stash, my life, deal with it” refiriéndose a la comodidad que éste le representa. Dacre Montogomery a quien pudimos ver en la serie de Stranger Things se ha sumado también a esta fuerte tendencia. 

 

Brooklyn Beckham 

See Also

 

Dacre Montgomery 

El cantante británico, Harry Styles, también ha dejado entrever ya en varias ocasiones su pequeño mostacho crecido. Se une el actor estadunidense, Dave Franco, y pareciera que en un acuerdo comunal del elenco de Stranger Things, Charlie Heaton y Joe Keery, se suben a la ruleta y en verdad, la lista continúa.

 

Charlie Heaton

Este tipo de artistas representan que la tolerancia a la diversidad del mundo actual cada vez crece más, que el tabú de que si te crecen tres pelos debes afeitarte se desvanece en recuerdos del pasado. El recorrido histórico del mostacho parece continuar hasta el fin de los tiempos, y esta vez, se muestra generoso e inclusivo. ¿Será entonces el anuncio de una larga era en donde todos podrán ser parte del mundo del bigote? ¡Larga vida al poco vello facial!

© 2022 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V.  Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.