Now Reading
Una guía para principiantes para tener sexo anal y no fracasar en el intento

Una guía para principiantes para tener sexo anal y no fracasar en el intento

Sabemos que hay una primera vez para todo, ya sea porque tengas curiosidad, quieras prepararte para tener una gran experiencia o mejorar las que ya has tenido, es importante que consideres algunos consejos para que puedas tener sexo anal de manera satisfactoria.

Habla con tu pareja

Se recomienda que el primer paso es tener una conversación sobre lo que quieres hacer con tu pareja, de preferencia es ideal que esta conversación pueda ser antes de estar juntos, ya que reducirá tu presión que puede ser desastrosa en el momento íntimo.

Cómo ya lo habíamos comentado, es fundamental tener confianza en este tipo de conversaciones con tu pareja, esto hará la diferencia para poder llevar lo que tengas en la mente a la práctica, puedes preguntarle por  ejemplo, ¿esperas ir arriba o abajo, o tal vez un poco de ambos?, ¿quieres  usar condón?; es necesario que lo comuniques, no puedes esperar que tu pareja tenga los mismos deseos que tú y también mantente abierto a escuchar sus deseos.

Revisate y habla con tu médico

Las afecciones gastrointestinales, los problemas digestivos, el estreñimiento crónica hace que este tipo de encuentros sea mucho más complejo, aunque no significa que no puedas tener sexo anal, es necesario que tengas paciencia, escuches a tu cuerpo, planifiques y consultes con tu médico para que pueda ayudarte a solucionar tus problemas de manera que puedas tener un encuentro exitoso.

Deja atrás los tabús

Sin importar tu preferencia sexual o tu genero, el sexo anal todavia se asocia con ciertos tabúes y conceptos erróneos que quienes aún no lo han experimentado podrían tener que trabajar para poder disfrutar y relajarse. Se ha comprobado que el sexo anal es placentero para las parejas de cualquier género y preferencia.

Debes de saber que el sexo anal no debería de ser doloroso, a medida de que te informes al respecto encontrarás algunos tips en blogs, artículos y libros completos que  pueden ayudarte a resolver algunas dudas al respecto.

Es necesario que reconsideres tu mentalidad sobre el desorden que puede haber, es muy probable que a pesar de la preparación existan probabilidades de que ocurran accidentes, puede pasar, sobretodo si es que intentas llegar a profundidad, ya que en la mitad inferior del recto realmente no se encuentran heces.

Buscan un lubricante ideal para ti 

Es importante que sepas que nuestro trasero no se lubrica de forma natural y los tejidos específicamente de esta zona son sumamente delicados, por lo que necesitas lubricante antes y durante el sexo anal para asegurarte de tener una buena experiencia. En general los lubricantes mejoran las sensaciones, evita que tengas desgarres. Desafortunadamente no todos los lubricantes funcionan de igual manera en cada cuerpo, ya que estos interactuan con el pH de tu cuerpo, busca el que más se adecue a tus gustos y necesidades.

El lubricante de silicona se mantiene resbaladizo durante más tiempo y no absorberá en tu cuerpo, sin embargo no son compatibles con juguetes del mismo material; el lubricante de  agua es mucho más ligero y compatible, ya que si tu cuerpo lo absorbe puede tener efectos adversos y hacer más sensible tu piel. Finalmente los lubricantes a base de aceite son muy hidratantes y se absorben en la piel, sin embargo no funcionan con condones de latex o pliisopreno.

Si no estas acostumbrado a usarlo puedes empezar a probarlo con juguetes, mientras te masturbas, puedes ponerlo entre los dedos y jugar con tu propio ano al rededor y poco a poco entrar lentamente en el interior, esto también puede funcionar como juego previo.

También considera que el lubricante poco a poco se va absorber en la piel, por lo que es probable que no dure toda la sesión, cuando se comience a sentir más pegajoso, seco, reaplícalo, no hay un tiempo determinado ya que todos los lubricantes y cuerpos reaccionan de diferente manera.

No uses crema anestésica

El sexo anal no deberia de doler, sin embargo a algunas personas les parece una gran idea usar crema anestésica, de esta manera apresuran el proceso, sin embargo es importante que el dolor en tu cuerpo se mantenga de forma que te avise si algo no se siente o no esta bien, sin esta alerta puedes lastimarte y no detenerte a tiempo.

Prepara el terreno

Para un juego anal que no tiene demasiada profundidad simplemente lavarse con jabón y con ayuda de tu dedo sera suficiente, sin embargo si se desea que la penetración sea mucho más profunda será necesario ducharte analmente para eliminar cualquier rastro más a fondo, si lo deseas puedes usar un enema, que en definitiva te dejará super limpio.

Una o dos horas antes de tener relaciones, entra en una ducha tibia con el enema, es importante que el agua este a esta temperatura para no lastimarte, llena el enema y con ayuda de tu lubricantes coloca la punta entro de tu trasero, aprueta la bombilla en el otro extremo para liberar agua en ti y luego deja que todo salga, puedes repetir este proceso hasta que el el agua salga completamente limpia, una vez que eso suceda detente, ya que si te excedes puedes causar irritación, se recomienda que esto no lo hagas más de una vez a la semana.

También puede ser de utilidad que para que mantengas tu cama limpia uses una toalla sobre tu cama, es recomendable que sea de color obscuro por cualquier cosa y sea mucho más sencillo limpiar. Ten todas las cosas a la mano, el lubricante, cualquier juguete, algo para limpiar y claro tus preservativos.

Dedica tiempo a juegos previos

See Also

Es necesario que estes excitado completamente para poder tener una gran experiencia con el sexo anal, entre más lo estes más relajado estarán tus musculos, puedes iniciar con besos, nalgadas, juegos con tu mano, pueden empezar explorándose individualmente con sus manos o con algun otro juguete, vibrador y  con ayuda de su lubricante.

Ve despacio al momento de penetrar o ser penetrado y habla

Es necesario que antes que esto pase la zona este lubricada, pide que entrar lentamente o entra de manera cuidadosa, ir despacio y prestar atención al otro es clave, si hay algún dolor es necesario hacer una pausa y agregar más lubricante y estimular mucho más.

Sabemos que hay una primera vez para todo, ya sea porque tengas curiosidad, quieras prepararte para tener una gran experiencia o mejorar las que ya has tenido, es importante que consideres algunos consejos para que puedas tener sexo anal de manera satisfactoria.

 

Ya una vez lograda la profundidad deseada puedes incluir el empuje, acuerda con la otra persona la velocidad y la fuerza con la que se sienta cómodo y lo disfrute, pueden utilizar un anillo alrededor del pene para evitar que entre hasta el fondo y crear un amortiguador. SI bien el sezo anal puede ser un poco incómodo antes de que tu cuerpo se acostumbre a la sensación, no debe de doler, si aún es demasiado doloroso puedes probar con algún juguete más pequeño o parar por el momento, es normal que las cosas puedan salir mal, pero es mejor tomar un descanso para evitar provocarte sangrados leves por fisuras o desgarros.

En caso de que tu sangrado no se detenga o es excesivo es necesario buscar a un médico, porque puede presentarse un desgarro en el colón o un prolapso rectal, por eso es sumamente importante que escuches a tu cuerpo.

Y para finalizar…

Una vez que hayas terminado es necesario que te relajes, podrías optar por un baño de sal de Epsom, esto puede ayudar a que los músculos y todo tu cuerpo se relaje, además si crees necesario puedes usar bálsamo especializado al rededor del ano, esto puede ayudar a reducir la inflamación y la piel sensible.

También dialoga con tu pareja sobre lo que sentiste, en general de la experiencia, de esta manera habrá retroalimentación de lo que les gustó y algo que se puede mejorar, o nuevas cosas que experimentar.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2022 BADHOMBRE Creative Studio S.A. de C.V.  Una página de tus amigos de BADHOMBRE Magazine.